Hoy quiero hablaros de uno de mis escritores favoritos, la verdad es que lo conocí hace relativamente poco y la verdad es que me arrepiento, porque anteriormente había oido hablar de el como muchos otros pero no les haces caso por lo que sea, en mi caso porque la verdad los libros que me habían hecho leer en la escuela de autores sudamericanos o de el siglo de oro de aquí España se me hacían pesados y yo prefería otros tipos.

Y así fue hasta que de casualidad cayo en mis manos el libro de los abrazos y el del futbol, y la verdad es que me hicieron mella, pese a ser libros fáciles y rápidos de leer ya que son de mini relatos de media o una hoja, la verdad es que llevan mucho mas de lo que parece, yo muchas veces busco información sobre lo que esta hablando y la verdad es que me aprendo mucho porque si una cosa habla es de la gente de a pie, una de mis historias favoritas es la que se llama “El origen del mundo” que paradójicamente es una de las primeras de l libro de los abrazos por la la frase final que le decía el padre al hijo:

– Tonto -dijo el obrero cabizbajo, casi en secreto- Tonto. Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles.

En el video podeis escuchar la historia contada por el propio Galeano

La verdad es que muchas veces leyendo sus libros sin saber porque me pongo a llorar porque las historias que relata son de personas como tu y como yo, sin importancia, porque como una vez me dijo un compañero de trabajo en el mundo hay dos tipos de personas las que importan y las que harán lo que lo que sea para importar, los demás no somos nada ni importamos, solo somos unos aritmética, números. Que razón tenia cuando me lo decía.

Son historías de anónimos, de gente que conoció que le han relatado, o historias de la infamia de la humanidad como en sus libros “Las venas abiertas de America Latina”, también de gente despreciable como en el libro “El futbol a sol y sombra” en el que nos habla del futbol, de los mundiales y de cosas que ocurrieron en ellos, tanto en juego, como políticamente, pues en el capitulo del mundial del 78 yo no sabia que los holandeses se negaron a saludar a los jefes del gobierno dictatorial, o que el Almirante Carlos Alberto Lacoste untara a la FIFA, desviara dinero para su bolsillo, y que cuando alguien pregunto por las cuentas lo habitara de que le podían poner una bomba y se hiciera realidad, para ser recompensado a la larga siendo vicepresidente de a FIFA.

Otra cosa que me alucino es que pese a que no lo necesitaba por que sus padres eran de una clase media acomodada el trabajo de mil cosas diferentes.

Yo os aconsejo leer su obra, ya lo he dicho para mi es uno de mis mejores escritores y no solo da voz a la gente de a pie sino que encima te enseña historia, personajes olvidados,